El Periódico.com

El Periódico.com
Barcelona, 22/03/2020

En la búsqueda desesperada por encontrar un remedio contra el coronavirus este domingo se lanzó un ensayo clínico europeo en al menos siete países para probar cuatro tratamientos experimentales contra el covid-19, que incluirá un total de 3.200 pacientes, de los que al menos 800 serán franceses.

El Instituto Nacional de la Salud y de la Investigación Médica de Francia (Inserm) está al frente de este proyecto, bautizado 'Discovery'. Afectados de España, Alemania, Reino Unido, Bélgica, Países Bajos, Luxemburgo y "tal vez" de otros países formarán parte del grupo sobre el que se realizarán las pruebas, indicó el Inserm en su comunicado.

 
 

Publicaciones de China

El objetivo es probar la eficacia y la seguridad de cuatro estrategias terapéuticas experimentales que podrían dar resultado contra el covid-19, a la vista de la información científica disponible por el momento. El estudio ha tomado como base datos sobre los coronavirus SARS y MERS y las primeras publicaciones procedentes de China de este último SARS-CoV2, origen de la actual pandemia, para elaborar la lista de moléculas antivirales que se va a probar.

Ese listado incluye el remdesivir, diseñado en su día para el VIH y que se usó para el ébola; el lopinavir combinado con ritonavir, comúnmente utilizados también para portadores de VIH; y la hidroxicloroquina, a la que se recurre habitualmente para prevenir la malaria.

El Instituto francés destacó que la ventaja de este ensayo europeo, que se enmarca dentro del consorcio Reacting, es su reactividad y capacidad de adaptación.

Reacción en tiempo real

"Los tratamientos experimentales ineficaces podrán ser abandonados rápidamente y reemplazados por otras moléculas que surjan de la investigación. Podremos reaccionar en tiempo real", destacó la infeccióloga Florence Ader, que pilota el proyecto.

Este ensayo, según la experta, está concebido de una manera "pragmática": "Pretende analizar la eficacia y la tolerancia de las distintas opciones terapéuticas durante un tiempo limitado. Es un enfoque decididamente proactivo contra la enfermedad".

Evaluación en 15 días

Aunque la atribución del tipo de tratamiento será aleatoria, pacientes y médicos sabrán qué están aplicando y recibiendo y su eficacia y seguridad se medirán 15 días después de la inclusión de cada participante.

Sus resultados, según el Inserm, completarán los datos que sean recabados por el ensayo clínico internacional lanzado bajo el paraguas de la OMS, 'Solidarity', y que también tiene como meta medir la efectividad de posibles tratamientos.